Desde el hogar eduquemos la alimentación para evitar la hipertensión

 

Los valores y los hábitos alimenticios nacen en el hogar y es por esto que debemos enseñar a nuestros niños que se debe comer sano para evitar enfermedades, y nosotros los padres somos los responsables de crear buenos hábitos en la alimentación de los jóvenes, frutas y verduras no pueden faltar en la mesa, evitar las grasas y el exceso de azúcar, estos alimentos son los principales factores que provocan enfermedades como la hipertensión.

 

 

Muchas veces en la cocina se utiliza la manteca o mantequilla para darle sabor a los alimentos, sin embargo, esta grasa saturada debemos de eliminarla, la manteca vegetal como la margarina tienen una alta concentración de sodio y grasa que, ingerido de forma regular, afectan la salud de las arterias, su consumo aumenta los niveles de colesterol malo.

 

 

Los embutidos son de los alimentos que consumimos a diario son otro de los enemigos de la salud, su alto contenido de sal, sumado a las calorías y conservantes, aumenta el nivel de inflamación de los tejidos y dificulta la circulación a través de las arterias, debemos evitar consumir este tipo de comida tan procesada que prácticamente recoge mucha grasa se ciertas partes del animal con que son fabricadas.

 

 

Los dulces y azúcares refinados son altamente adictivos y bastante perjudiciales para la salud, una persona con hipertensión debe dejar de lado todo tipo de chocolates, azúcar, leche en polvo, golosinas, postres. Leche condensada, el exceso de azúcar solo daña más la salud.

 

 

La hipertensión arterial es uno de los trastornos cardiovasculares más comunes en la población de todo el mundo, que se desarrolla cuando el corazón tiene dificultades para bombear la sangre hacia las demás partes del cuerpo, se origina debido al estrechamiento u obstrucción de las arterias cuando ingerimos mucha grasa.

 

 

El queso sin duda es un alimento delicioso, pero debemos eliminarlo de nuestra dieta, es uno de los alimentos con más grasa, claro todo depende del tipo de queso, por ejemplo, un queso tierno es de los que contiene más grasa, por su parte, las grasas se van depositando en las arterias, y ocasionan un endurecimiento que interfiere con la circulación sanguínea.