Consejos para que te luzcas en tu entrevista virtual

¿Has recibido una oportunidad laboral en forma virtual? Si es así, es muy probable que debas hacer al menos una de tus entrevistas por videoconferencia. No entres en pánico. Hay algunas ventajas de este tipo de entrevista. A continuación te ofrecemos algunos consejos para que te presentes de la mejor manera posible.

 

Batería y conexión

 

Puede parecer obvio, pero si estás usando una computadora portátil, asegúrate de que esté correctamente cargada o conectada. No querrás quedarte sin batería en medio de tu entrevista. Además, asegúrate de elegir una ubicación con una buena conexión a Internet.

 

Intenta usar una computadora o computadora portátil en lugar de una tablet o teléfono. No tendrá que sostenerlo y arriesgarte a sacudir la pantalla que frustrará a tus entrevistadores. Además, liberará tus manos.

 

Luz, fondo y qué ponerse

 

Organiza y experimenta con la iluminación para que tenga un enfoque poderoso en ti mismo, uno arriba y otro un poco atrás. Las sombras pueden hacerte lucir extraño y tus entrevistadores querrán verte con claridad. Lo mejor es hacerlo con un fondo liso de color claro. Definitivamente no te conformes con fondos de pantalla, CD o libros.

 

Trata la entrevista por video exactamente como lo harías con una entrevista normal. Vístete profesionalmente, tal como lo hacen en las entrevistas cara a cara.

 

 

Distracciones

 

Debes estar alejado de todas las distracciones cuando te sientes para la entrevista. Elije una habitación tranquila en algún lugar y asegúrate de que las personas a tu alrededor sean conscientes de que no debes ser molestado.

 

Práctica

 

Practicar antes de la entrevista es imprescindible. Asegúrate de que tu presentación está bien, de que se te pueda ver claramente y de que todo el equipo funcione correctamente.

 

Cámara

 

Asegúrate de que la cámara esté al nivel de los ojos. Si es demasiado alta, los entrevistadores verán la parte superior de tu cabeza, y si es demasiado bajo, tu cara se distorsionará. Es necesario que puedan ver claramente tu cabeza y hombros, así que no te sientes demasiado cerca o demasiado lejos de la cámara.

 

No cometas el error de mirar a la persona en la pantalla. Sí, cuando están hablando, es posible que estés captando las señales del lenguaje corporal, pero cuando estés dando tus respuestas, intenta mirar a la cámara.

 

 

Espera antes de hablar

 

A menudo, frente a las cámaras, hay un retraso. Al igual que con los noticieros, es una buena idea esperar unos segundos antes de responder una pregunta. No deseas una situación en la que accidentalmente termines cortando a tu entrevistador en la mitad de la oración.

 

¡No entres en pánico! Las entrevistas en video pueden ser menos estresantes que las entrevistas cara a cara, siempre que te prepares y te asegures de que todo salga de acuerdo con el plan.