¡Consejos imperdibles para encontrar el shampoo adecuado para tu tipo de cabello!

No hay recetas mágicas para hacer que tu cabello sea hermoso y sedoso. Independientemente de si es liso, rizado, seco, graso o teñido, existen algunas reglas esenciales para cuidar el cabello. Además de hidratarlo de forma habitual, hay productos que ayudan a reponer los nutrientes que pierden por procesos químicos que sufren  provocadas por la planchitacy otros tratamientos. Saber elegir el shampoo para tu tipo de cabello es fundamental.

 

Y eso es exactamente de lo que hablaremos en la publicación de hoy. Te damos algunos consejos esenciales para encontrar el shampoo ideal y hacer que tu cabello luzca hermoso.

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir un shampoo para tu tipo de cabello?

 

Comprender qué necesita tu cabello es el primer paso antes de comprar un shampoo. Quizás tus hiedras son pesadas y sin vida porque no las está tratando como debería.

 

El cabello liso tiene características diferentes al cabello rizado y, por eso, el cuidado necesario será diferente. Esto también sucede si tu cabello está seco y teñido y estás usando productos dirigidos a mechones grasos.

 

 

Probablemente tendrá el efecto opuesto al que esperabas. De esta forma, saber elegir el shampoo marca la diferencia en el resultado a conseguir.

 

El shampoo favorece la limpieza del cabello, eliminando la grasa, eliminando los residuos de los productos que utilizas a lo largo del día y la suciedad que se acumula en el cuero cabelludo.

 

El mejor shampoo es el que limpia eficazmente y no reseca el cabello. Por ello, lo ideal es que optes por un producto de calidad, que además de tratarlo, también lo hidrata, que tiene una gran relación costo-beneficio y contiene todos los activos esenciales para dejarte como si te acabaras de ir del salón de belleza. Preferiblemente, debe ser de la misma marca que el acondicionador y la mascarilla de tratamiento.

 

¡Y no te preocupes! ¡No tendrás que hacer esto solo! Hemos enumerado las principales cualidades del tipo de fibra capilar y lo que debes buscar al elegir un champú.

 

¿Cuál es el mejor shampoo para tu tipo de cabello?

 

Cabello liso

 

El cabello liso tiene lo que se llama una curvatura perfecta, es decir, la hidratación del cabello es natural y por eso no necesita tanta reposición de nutrientes como otros tipos de cabello. Se recomienda observar en la etiqueta si el champú se recomienda para cabello grueso o fino, ya que estas clasificaciones pueden provocar diferentes efectos.

 

Otro consejo para este tipo de cabello, que potenciará la acción preventiva del shampoo contra la grasa, es no lavarlo con agua caliente. Si no es posible lavarlo con agua fría, prioriza que al menos el proceso de enjuague se realice a esta temperatura, esta táctica ayuda a darle más brillo al cabello.

 

 

Cabello rizado

 

Lavar el cabello rizado con el shampoo inadecuado puede provocar una falta de rizos bien definidos. Este tipo de pelo necesita productos realmente hidratantes y que realcen su belleza natural. Los shampoos con queratina en la fórmula son ideales.

 

Cabello enrulado

 

Un error muy común es pensar que un shampoo para cabello lacio ayudará a alisar el cabello rizado. No te equivoques, no son capaces de provocar este efecto.

 

El cabello rizado mal cuidado se vuelve sin vida y seco. Y nadie quiere eso, ¿verdad? Y no son solo los procesos químicos los que pueden dañar la calidad de su pelo. La exposición al sol, la acción del viento, el agua del mar y la contaminación pueden provocar esta sequedad.

 

Para tratar y cuidar tu pelo es recomendable optar por shampoos que contengan pantenol y proteínas, con el fin de complementar la acción de la mascarilla hidratante.

 

 

En caso de puntas abiertas, busca productos que favorezcan el sellado de las puntas y que traten el daño.

 

Pelo grasoso

 

Ya existen en el mercado shampoos anti-residuos que favorecen una limpieza profunda y son capaces de controlar la grasa del cuero cabelludo. El shampoo con jojoba, té verde, propóleo, árnica y menta son los más indicados para tratar y prevenir este problema.

 

Ahora bien, si tu cabello tiene raíces grasas y puntas secas, bajo ninguna circunstancia dejes que un acondicionador llegue al cuero cabelludo. En este caso, se puede aplicar el shampoo anti-grasa en la raíz y un anti-frizz en el largo.