Las claves de la primera cita

Lo más importante a la hora de prepararnos para el primer encuentro es sentirse cómoda con lo que te pongas. Si te sientes cómoda con jeans y una remera, no hace falta que te vistas con otras prendas. En caso de tener tatuajes y piercings, no los escondas ya que forman parte de tu vida.

 

Vale destacar que debes sentirte cómoda física y emocionalmente. Por ejemplo, si los tacos te incomodan y tienes miedo de tropezar con ellos, evítalos. Tampoco te pongas ropa que no hayas estrenado por si hay imprevistos en el medio de la cita. En definitiva, si estás cómoda,serás capaz de relajarte más y concentrarte en tu cita.En la cita número uno, tu propósito es ser lo suficientemente ardiente, sofisticada, divertida,inteligente e ingeniosa como para que tu chico se sienta afortunado de estar contigo.

 

unnamed (15)

 

Sin embargo, enseñar demasiado puede distorsionar esa imagen que intentas proyectar. Lo aconsejable es que muestres lo justo y él se sentirá interesado pero no tanto como para arruinar conversación interesante o el misterio que descubrirás a lo largo de las citas.La regla número uno es que no dejes de investigar el lugar donde van a ir para no ir con la vestimenta indicada.

 

¿Cómo actuar?

 

Ante todo, sé tú misma. La risa es la mejor de las formas para comenzar una amistad y quién sabe si algo más. Deberás mantenerte receptiva y demostrarle quien eres sin dudar mostrar tu mejor sonrisa. Recuerda que deberás guardar los mejores detalles para el final: no develes todos tus encantos al principio y déjalo con ganas de seguirte conociendo.

 

Conocerse virtualmente

 

Ten en cuenta que si eres muy tímida, conocer gente detrás de una computadora es ideal para  describirte tal como eres y lanzarte más de lo normal. Internet no resuelve todo, pero ayuda mucho. Hay que permanecer activo y no quedarse esperando que las citas lleguen solas. Es sabido que es difícil dar el primer paso para encontrarse físicamente por miedo a sentirnos decepcionados, pero tienes que arriesgarte!

 

unnamed (14)

 

La forma en la que creas el perfil es determinante: cuida el Nick, la ortografía, los gustos y la foto. Es preferible una foto en la que sonríes y preferiblemente haya sido sacada en un espacio al aire libre.

 

Algo a tener en cuenta es que aunque ya poseas muchos amigos en tu vida, no cierres la puerta a los hombres simpáticos bajo el pretexto de que no tienen nada que ver con tu príncipe azul.

 

Podrían convertirse en auténticos amigos y uno nunca sabe si no pueden llegar a algo más. No todas las relaciones empiezan con un flechazo: hay que estar abierta a un encuentro general y verás cómo aumentan las posibilidades.