¿Qué necesito saber para organizar una boda?

Se tiene que empezar a buscar el vestido, la comida, los recuerdo, la decoración, los invitados, etc. Si se cuenta con la ayuda de una organizadora de bodas, la carga para los novios es menor, pero si el presupuesto no da para tanto, es cuando la situación se puede tornar un poco tensa.

 

La pregunta del millón es “¿Cómo planear una boda perfecta y no morir en el intento?” Bien, si usted es de las que cambiará de vida es 2016, a vida de mujer casada, estos consejos para una boda perfecta le ayudarán a hacer ese día especial, en algo perfecto.

 

Foto #2 Anillo

 

  • Defina el tipo de boda:Lo primordial es decidir dónde, la playa, en la ciudad, en el campo. Siempre tienen que predominar el gusto de los novios. Que sea una decisión en común. También se debe tener en cuenta la facilidad de los invitados para llegar al lugar.
  • Presupuesto que cuenta para la boda. Es importante que la pareja tenga muy claro este punto, para no exigirse o excederse con gastos que estén fuera del presupuesto.
  • Lista de invitados.¿Será una boda grande o intima, sólo familiares? Ya tomada esta decisión, se tiene que elegir un espacio dónde los invitados no estén muy “estrujados”, pero tampoco tan “distantes”. Sí, suena un poco contradictorio, pero  lo ideal es que los invitados puedan desplazarse por el lugar cómodamente.

 

Foto #3 Invitados.

 

  • Quienes van a ayudar con la boda. Conforme se acerque la fecha de la boda, se correrá con detalles o imprevistos, por lo que se necesitará de un equipo de apoyo que conozca todos los detalles y sepa cómo se ha planeado la boda para que su colaboración sea útil. Puede ser miembro de la familia.
  • Revisar todos los detalles de la comida con el Catering servise. De ser posible contrate uno que ya conozca. Revise todos los detalles: Plato principal, entradas, postres, bebidas, personal de servicio, precio. TODO. Que nada de este punto los tome por sorpresa.
  • Contrate un maestro de ceremonia. Esta persona le ayudará el día de la boda, acomodando a los invitados, llevando el tiempo de todas las actividad, y será el “apaga fuegos” el día del matrimonio.

 

Todavía faltan puntos importantes de revisar, como el vestido de novia, decoración, ramo, velo, luna de miel, entre otro, pero a medida que se vaya obteniendo los puntos mencionados anteriormente, se podrá tomar las decisiones restantes.