Hasta qué edad debe hacer siesta un niño?

El tiempo de siesta para los pequeños de la casa es una de las recomendaciones por excelencia de los pediatras en la actualidad; la recomendación se sustenta en algo simple; para que los  niños logren crecer de forma correcta y equilibrada, sintiéndose fuerte y feliz  deben descasar lo suficiente.

También advierten los especialistas es que lo ideal sería que la siesta dure al menos una hora y no más de dos, ya que es el tiempo que requieren para cargar baterías.  Al menos hasta la edad de tres años, los niños deben mantener esta rutina pero lo ideal es que se prolongue hasta los 5.

FotoNO.2niña

 

El momento ideal para hacer la siesta es, después de almorzar ya que los hidratos de carbono que contiene la comida ejercen poder relajante sobre el cerebro, esto incita al organismo al descanso.

Siesta es sinónimo de energía y buen humor:

Si logras crear la rutina de la siesta en tu pequeñín notarás como hay una relación íntima entre la recuperación física y mental de las actividades de la mañana y el buen humor que mantendrá hasta que llegue la hora de dormir por la noche.

Además evitarás que tenga pesadillas durante la noche (se comprobó que los niños que no hacen siesta son más propensos a padecerlas, ya que cuando logran dormirse caen en un estado profundo de sueño, fase en la que se desarrollan las pesadillas).

Image of happy friends on the grass raising arms

 

Y si no logras inculcar la siesta:

No lo obligues y mucho menos lo regañes por eso, recuerda que todos somos distintos, en este caso indúcelo a practicar luego del almuerzo actividades tranquilas en su cuarto como ver libros, fotografías, cuéntales historias, ponle música instrumental para que juegue con sus muñecos. Una actividad que le permita relajarse, descansar un poco y reposar la comida.

FotoNo4niñotranquilo

 

Incentiva a manera de tus posibilidades la práctica de la siesta en la vida de tus hijos, es un espacio que les ayudará en su crecimiento y si eres de las mamás que están con ellos en casa, podría convertirse en un espacio de descanso para ti también, que sin duda no te caerá nada mal.